lunes, febrero 05, 2024

2024-02-01: Contacto con el centro original de nuestro ser

La meditación es algo muy simple. Es el concepto más sencillo que podrías imaginar, y lo bonito es que nos conduce a experimentar la sencillez. En esencia, meditar consiste simplemente en estar en calma en el centro de tu ser. Estar quieto… En la naturaleza todo el crecimiento se produce de dentro a fuera, desde el interior hacia el exterior… Comenzamos en el centro y, una vez más, de eso trata la meditación: de entrar en contacto con el centro original de tu ser. Supone volver al fundamento de tu ser, a tu origen, a Dios. Conocer a Dios, crecer y estar en calma son experiencias que se producen en el centro de tu ser.

San Juan de la Cruz, en su reflexiones sobre la naturaleza de la meditación, escribió: "Dios es el centro de mi alma"… Descubrirnos a nosotros mismos, encontrar nuestra capacidad para ser en plenitud, es el único camino para encontrar a Aquel que es. Y en virtud de este descubrimiento somos liberados

John Main
Una palabra hecha camino. Meditación y silencio interior, Pág. 29, Ediciones Sígueme.

lunes, enero 29, 2024

2024-01-25: Nosotros somos las palabras de Aquel que no tienen voz

La contemplación es también respuesta a una llamada: una llamada de Aquel que no tiene voz y, sin embargo, habla en todo lo que existe, y por encima de todo, habla en las profundidades de nuestro propio ser, ya que nosotros somos Sus palabras. Pero somos palabras destinadas a responderle a Él a contestarle a Él, a ser su eco e incluso, de alguna manera, a contenerlo y significarlo. la contemplación es este eco. Es una profunda resonancia en el centro más íntimo de nuestro espíritu, donde nuestra vida pierde su voz autónoma y resuena con la majestad y la misericordia del Dios vivo y escondido.

Thomas Merton, Nuevas semillas de contemplación. Sal Terrae, Pág. 25

viernes, enero 19, 2024

2024-01-18: Gozar de todas las cosas desde Su amor en el centro de nuestras almas.

La única alegría verdadera en la tierra es escapar de la prisión de nuestro "falso yo" y entrar por amor en la unión con la Vida que habita y canta en la esencia de toda criatura y en el centro de nuestras almas. En Su amor poseemos todas las cosas y gozamos con fruicción de ellas, pues encontramos a Dios en todas ellas. De este modo, al caminar por el mundo, todo aquello que encontramos y todo cuanto vemos, oímos y tocamos, lejos de mancharnos, nos purifica y siembra en nosotros algo más de la contemplación y del cielo

Thomas Merton. Nuevas semillas de contemplación. Sal Terrae, Pág 47

domingo, enero 14, 2024

2024-01-11: Ese puntito de nada y de absoluta pobreza

En el centro de nuestro ser hay un punto de la nada, no tocado por el pecado ni por la falacia; un punto de pura verdad, un punto o chispa que pertenece por entero a Dios, del cual nunca podemos disponer y desde el cual Dios dispone de nuestras vidas. Un punto inaccesible a las fantasías de nuestra mente o a la brutalidad de nuestra voluntad.

Ese puntito de nada y de absoluta pobreza es la pura gloria de Dios en nosotros; es por así decirlo, Su Nombre escrito en nosotros; es como un diamante puro resplandeciente con la invisible luz del cielo. Está en todo ser humano y si pudiéramos verlo veríamos esos miles de millones de puntos de luz juntándose en la faz y resplandor de un sol que haría desvanecer completamente toda la tiniebla y la crueldad de la vida. No tengo receta para esa visión, es algo que simplemente se da. Pero la Puerta del Cielo está en todas partes.

Thomas Merton

jueves, diciembre 28, 2023

2023-12-21: De la posada y el establo

El Hijo quiere renacer todos los años en el alma de los seres humanos, pero es difícil encontrar una posada, pues todas están ocupadas. En nuestra alma no hay sitio porque nuestro ego tiene muchos deseos, tiene tantos invitados que lo único verdadero no encuentra sitio. El nacimiento tiene lugar en el establo, que en el fondo es una cueva. Está bajo tierra, allí donde la oscuridad es mayor.

El establo es una ruina. En el entre el viento, el frío y los temporales. Podemos retirarnos a la casa en buen estado (la posada) porque en ella cerramos la puerta y nos encerramos entre cuatro paredes. Se trata de la limitación producida por nuestro ego. Pero esa casa tiene que derrumbarse, tiene que ponerse en duda, tiene que volverse permeable, tiene que destruirse. La Navidad no es, pues, el universo de un suceso que tuvo lugar hace 2000 años, sino un proceso que debe tener lugar en nosotros una y otra vez. Tenemos que volvernos establo en el que pueda nacer el Hijo del Hombre.

Willigis Jäger

Adonde nos lleve el anhelo. Pág. 921

jueves, diciembre 07, 2023

2023-12-08: Inmaculada

La concepción inmaculada de María nos dice que María ha sido concebida libre del pecado original… En esta fiesta celebramos nuestra propia concepción inmaculada.

En cada ser hay un lugar a donde no llega la culpa. Allí no hemos errado. Allí está "la faz no profanada" del ser humano, como dice Gertud von Le Fort (...) Allí no alcanza ni la maldad del mundo, ni la propia culpa. Inmaculada concepción significa que nuestra naturaleza verdadera es divina. El principio Originario divino (Dios) se ha creado la forma humana. Se ha limitado en esta forma (...). Dios vive con esta forma. No puede ser manchado. Se manifiesta claramente incluso en el dolor y el fracaso (...) Es posible pasar por alto este secreto pero es posible intentar captar las verdades más profundas de este misterio. Porque se trata de nosotros pues el Principio Originario divino (Dios) vive en nosotros.

Willigis Jäger
Adonde nos lleva nuestro anhelo Desclée De Brouwer. Págs 93-94

2023-11-29: Para tomar contacto en mí mismo con el "Yo Soy"

La unidad con Dios ha quedado intacta en lo más hondo de nuestra alma, en nuestra oculta fuente, en nuestro centro vacío. Hemos recibido esa llama diminuta en la creación. Hacia allí, o por lo menos en esa dirección, tenemos que mirar y ello hasta que experimentemos la unidad, hasta que nuestro pequeño “yo soy” quede absorbido en el “Yo Soy”.

(...) Para poder tomar contacto en mí mismo con él tengo que mirar hacia mi interior y permanecer en mí. Nuestros pensamiento, sentimientos y objetivos, nuestro "querer hacer”, nos apremian con tanta vehemencia hacia afuera (…) que normalmente no podemos permanecer orientados hacia adentro ni un solo segundo. Por eso es necesario que aprendamos a dirigir nuestra atención hacia el interior. Pero eso no es posible mientras nos veamos constantemente distraídos por pensamientos, inclinaciones y constantes actividades.

(...) Jesucristo explica esta unificación mediante la Santísima Trinidad:: "para que todos sean uno, como Tú, Padre, en mí y yo en TÍ, que ellos también sean uno en nosotros" Jn 17,22); y “para que sean uno, como nosotros somos uno” (Jn,17,22)

Franz Jalics
Jesús, maestro de meditación PPC. Pág.180

lunes, noviembre 27, 2023

Prueba AI

2023-11-23: De la percepción de nuestro ser a la del Ser mismo: llevados a la presencia de Dios

Dar vueltas en torno a uno mismo equivale a estar sumido en pensamientos. Los pensamientos no son el Yo esencial, sino satélites del verdadero Yo. Estando con ellos estas con los satélites, y no con el sol de tu propia esencia. Estos son los planetas que giran alrededor del yo: " ¿Soy lo bastante bueno? ¿Me esfuerzo lo suficiente? ¿Me estoy comportando de forma correcta? ¿No debería ya estar meditando mejor?” Todas estas preguntas y el esfuerzo por responderlas significan “dar vueltas en torno a uno mismo”. Son actividades mentales que se relacionan con el “yo”, pero no son el Yo esencial.

Encontrarse consigo mismo, “volver en sí”, es otra cosa. Contemplar el verdadero yo significa estar en la percepción. Si contemplamos únicamente el yo seguiremos avanzando hacia la percepción del ser, y esta percepción del ser nos absorberá totalmente (…) Vivimos la experiencia de ser, y este ser ya no será la percepción de nuestro ser, sino del Ser mismo. Somos llevados a la presencia de Dios.

F. Jalics
Ejercicios de contemplación, Pág. 127 Ed. Sígueme