lunes, junio 19, 2006

Sanación y salvación


Querría explicaros en forma muy breve y sencilla cómo yo veo el camino. Según mi teoría de la vida como sendero que avanza entre la sanación psicológica (desaparición de los miedos y las pulsiones) y la salvación espiritual (avanzar, detenerse o retroceder en todo momento en presencia soberana de Dios), los Grandes Mapas son posibles y útiles en el proceso de la sanación. Los conceptos, los gráficos, los trazados, los estadios, los colores se dirigen a nuestra psique, ella los comprende, se ancla en ellos como si de un andamiaje se tratara y desde ellos trabaja por su sanación. Los pensamientos y las emociones son los clientes de la terapia sanadora y ambos entienden el lenguaje de los mapas. Pero estar subido a un andamio no significa volar … aunque la altura nos pueda llegar a producir la misma sensación de vértigo.

El proceso de salvación, sin embargo, ya no se sirve de Grandes Mapas, éstos resultan inútiles y vacíos. No hay conceptos, ni gráficos, ni trazados, ni estadios ni colores que señalen el camino hacia el sosiego, la atención silenciosa, la mirada hacia el interior y la sensibilidad. Y esos cuatro estados “salvadores” no pueden sostenerse en ningún andamio, sólo pueden VIVIRSE. El Ser auténtico es el cliente de la “terapia” salvadora pero esta terapia es tan inusual que en ella cliente y terapeuta se identifican, por ello no hay mapas, por ello no hay siquiera lenguaje lógico-proposicional. El proceso de sanación implica conocerse, donde hay conocimiento hay mapas previos, y el proceso de salvación implica vivirse y donde hay vida sólo puede haber silencio, o como un gran exceso … poesía.


Ines Parreño

4 comentarios:

Nacho dijo...

Hola Alberto, has traido aqui este estupendo texto de Inés Parreño. Es hermoso oirla hablar de sanación psicologica y salvación espiritual. Me ayudo mucho a aprovechar mi ultimo curso de meditación. Gracias Inés.

En este curso me ayudo mucho el saber que me podia encontrar cuando meditaba, es decir, me ayudo tener pequeños mapa del camino espiritual, el que aportaba el maestro, y también los que aporta Wilber y otros autores.
Yo estaba allí meditando, y experimentaba cosas, y gracias al mapa sabia algo de lo que pasaba.

Esto me hizo ver que los mapas ayudan a lanzarse a explorar el territorio, ya sea territorio psicologico o territorio espiritual.

Un abrazo, Nacho

Iñigo dijo...

¿Como que donde hay vida solo puede haber silencio?
La vida se abre camino de forma violenta, y raramente silenciosa desde el momento en que nacemos. (Nacer es violento)
La sonrisa es muda y maravillosa, pero su expresión sonora es aún mejor.
Un Papi... te quiero. Nos compensa la dedicacion y el esfuerzo tratando de arrancar de los nuestros "un delirio" en forma de grititos de mandril.
Me encanta cuando noto que nuestros ojos tiene imán en una cena romántica,sería casi perfecto en silencio, pero el sonido de su voz hace de aquel, un momento sublime.
Un abrazo. IÑIGO

Alberto Jimenez "Revolware" dijo...

Iñigo, muy guay eso de que "La vida se abre camino de forma violenta, y raramente silenciosa" todo buen rocker@ te dará la razón... Yo también, un abrazo.

Iñigo dijo...

INÉS
Tienes razón, en que el silencio facilita la vida interior, pero tal vez se trate más de una escucha activa que de la ausencia de sonidos.
La escucha activa no busca una respuesta, solo entender a fondo el mensaje, (Lo has dicho tú).
Leerte a tí, me ayuda a profundizar en mi vida interior, sin embargo cuando soy yo el que escribe, se paraliza esa vivencia.
El que predica, nos ayuda en nuestra andadura de vida, pero se estanca mientras lo hace.
Tal vez era eso lo que querías decir.
Tal vez por eso no respondes... quizá por eso ya no escribes...

La música nos ayuda a meditar... por eso dijiste poesía.

Tus frases son densas y cargadas de significado, necesito una gran concentración para entenderte.

Sin necesidad de responder,vuelves a darme otra voltereta... Como siempre.
Te admiro mucho.
Saludos cordiales, Iñigo.