jueves, abril 04, 2013

Animus vs. anima

Los conceptos animus y anima en la psicología analítica de Carl Gustav Jung aluden a las imágenes arquetípicas de lo eterno masculino y femenino en el inconsciente de la mujer y el hombre respectivamente, formando un vínculo entre la consciencia del yo y el inconsciente colectivo, y abriendo así potencialmente una vía hacia el sí-mismo.

He revisado estos conceptos según sus etapas o grados tal cómo se recogen en Wikipedia y se me antojan que no son equivalentes. Plasmo aquí una posible equivalencia de sus respectivas etapas, quedaría según esto patente ciertos vacíos entre sendos conceptos.
Creo que de esto se pueden sacar varias conclusiones, la más evidente que hay una cierta desigualdad de género en la teoría de Jung que prima lo masculino respecto lo femenino.

ANIMUS
ANIMA
La primera etapa vendría representada como personificación del poder físico, el hombre musculoso o el atleta. Su símbolismo recaería en Hércules.
El primer grado, Hawwá, EvaTierra, remite a lo biológico y meramente impulsivo, existiendo una identificación de la mujer con la madre, y representando «lo que hay que fecundar».

En el segundo gradoHelena (de Troya), se mantiene el predominio sexual de eros, pero se alcanza un nivel estético y romántico que permite disponer de algunos valores individuales.
En la segunda etapa el ánimus posee iniciativa, es capaz de realizar actos premeditados, existiendo un deseo de independencia y un desarrollo intelectual, económico y profesional: Apolo.
identificación de la mujer con la madre, [la piedra angular de la familia]
Como tercera etapa se produce una transformación en la palabra, figurándose como profesor o sacerdote.
En el tercer gradoMaría, eros se espiritualiza, hallamos la maternidad espiritual que la diferencia de Eva.

Y finalmente, como cuarto grado estaría Sofía, la sapientia o sabiduría, espiritualizando a Helena o manifestación de eros como tal. Sería lo eterno-femenino.
Y finalmente, como cuarta, última y más elevada manifestación se alcanzaría por parte del ánimus la encarnación del significado, constituyéndose en el mediador entre consciente e inconsciente: Hermes.



También, vencido por la tentación de trasponerlo a categorías AQAL de Ken Wilber me surge la duda de si no estamos ante una mezcla interesante de líneas de desarrollo con tipos análoga a la rejilla Wilber-Combs, si bien habría la posibilidad de interpretarlo también como niveles con tipos. Agradezco pareceres y comentarios al respecto....

No hay comentarios.: